Esta jovencita estaba lavando los platos cuando se levanta su novio de la siesta y le pega tremenda enculada en la cocina, la pendeja puta cuando ve que su novio se levantó caliente ya sabe lo que se viene, se seca las manos y empiezan a besarse y tocarse, ella se arrodilla y empieza a mamar su verga, el le agarra la cabeza con las dos manos y le hace fuerza para dirigirla y que la chupe como a el le gusta, la putita se deja, le gusta sentir que es su puta y puede hacer con ella lo que quiera. Después de un pete que dura varios minutos, con chupada de huevos y unas buenas lamidas, ella se sube a la mesada desnuda y abre las piernas para que la coja, el joven con la pija bien parada después de su magnifica mamada y re caliente con ganas de llenarla de leche, se la coje duro, pero a ella no le basta y le pide que le haga la cola, baja de la mesada y se da vuelta para que la coja por el culo hasta acabar en la puerta de su ano.

9.504 visitas
Categorías: Culos, Sexo anal